Novedades

España - Desahuciados en alquiler por las deudas del casero

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Internacionales

Escrito por @Remo_Editor en El Blog Salmón Viernes, 22 de Agosto de 2014 12:45

http://www.elblogsalmon.com/entorno/desahuciados-en-alquiler-por-las-deudas-del-casero

Mucho estamos hablando de los desahucios en aquellos casos en los que el deudor y ocupante de la vivienda es la misma persona. Pero se están generando otra serie de desahucios cuando tenemos gente con viviendas alquiladas que pagan puntualmente, pero los propietarios, no pagan la hipoteca. Este es un caso de indefensión total para el inquilino en la que depende completamente de una lotería para atisbar la solución de su contrato de alquiler.

Existe un gran volumen de segunda residencia con hipoteca asociada que se ha usado para alquilarla. Los problemas fundamentales aparecen cuando las propias hipotecas impiden de forma mayoritaria el alquiler o requieren el consentimiento expreso de la entidad financiera. En la práctica, los propietarios que tienen hipoteca obvian este impedimento del banco y proceden a formalizar el correspondiente contrato de alquiler. Ahora, si vienen problemas, el arrendatario va a ser un perjudicado de primera línea. En el supuesto de que tengamos un contrato de alquiler anterior a la reforma de la ley de arrendamientos urbanos, este contrato es privado, por lo que en principio, ni el juzgado ni la entidad financiera que está ejecutando la hipoteca tiene porqué tener conocimiento de que en el inmueble existen inquilinos. Si el propietario es un poco "listo" no le notificará absolutamente nada al inquilino hasta que llegue un día en el que el juzgado llame a tu puerta para que el banco tome posesión de la vivienda.

Una vez que ocurre esto, el inquilino tiene que armarse de paciencia para no perder los nervios, dirigirse al juzgado y poner en conocimiento del mismo que él tiene un contrato de alquiler. En este caso, pueden pasar dos cosas:

  • Que el propio juez te desahucie directamente dado que es un contrato no válido y vayas a la calle ipso-facto.
  • Que el propio juez ejecutante de la hipoteca ordene que se agote el contrato de arrendamiento.
  • Que el propio juez se lave las manos y el acreedor tenga que comenzar otro procedimiento de desahucio contra el inquilino, por más que pague las rentas puntualmente.

Todo esto está perfecto siempre y cuando te hayas enterado del procedimiento antes de que el juzgado te haya tirado la puerta abajo y no el banco no haya tomado posesión de tu vivienda porque si coincide que en el momento de tomar posesión, la vivienda está vacía, entonces sí tienes un problema mucho más gordo.

El problema más gordo es que te han cambiado la cerradura, te han puesto un precinto judicial en la puerta y vas a tener un buen festival para recuperar tus cosas y objetos personales, hasta el punto que de entrada te vas a ir a dormir a un Hotel y buscarte un abogado directamente.

Hay que asegurar la solvencia de los arrendadores

Con este panorama, muchos arrendatarios vemos cómo los arrendadores exigen avales, certificados de estabilidad financiera y solvencia a los inquilinos y dado este caso que os narro, que he visto en primera persona, también recomiendo a los arrendatarios que comprueben la solvencia, situación del inmueble y capacidad de pago de sus arrendadores.

Pedir una nota simple es sencillo y barato y si la vivienda tiene una hipoteca, no está de más que dicho extremo aparezca reflejado en el contrato de alquiler, que la titularidad de los suministros pase a nombre del arrendatario y si se deposita una fianza, que al arrendador sólo se le entregue el justificante de depósito en la caja de la comunidad autónoma sin que vea un solo euro.

Aparte, comprobar cada seis meses que la hipoteca está al día no es ninguna tontería, dado que os podéis encontrar con vuestros objetos personales embargados por culpa de un arrendador que no te ha dicho que es un moroso y que no paga la hipoteca.

 

Venecia muere tras una lenta agonía

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Internacionales

Escrito por PABLO ORDAZ EL PAIS DE ESPAÑA dom ago 17 2014 Lunes, 18 de Agosto de 2014 13:14

ITALIA

Un cartel luminoso en una farmacia junto al puente de Rialto lleva la triste cuenta de los vecinos que quedan en el centro histórico de Venecia. Son 56.683. A mitad del siglo pasado eran el triple. El turismo de masas desbocado ha robado el alma a la ciudad.

FOTO

Cada año, unos 1.000 venecianos abandonan la laguna y se marchan a vivir a las ciudades.

Ha borrado su ecosistema tradicional y la ha convertido en un parque temático que es, a la vez, su sustento y su tragedia. El país de la belleza no acierta a gestionar de forma adecuada los flujos del turismo. Alcanza con ir a las ciudades más visitadas de Italia, Roma y Venecia, para descubrir que sus ayuntamientos no saben o no pueden -o no pueden porque no saben- responder a la proliferación de cruceros y vuelos de bajo costo que se ha disparado en los últimos años. “La gente escapa porque solo hay empleos de camarero o limpiador”, explica un empleado municipal.En el centro histórico de Venecia apenas residen unas 57.000 personas de las 174.000 que vivían a mediados del siglo pasado. Los venecianos sostienen que el turismo le robó el alma a la ciudad, y que la verdadera Venecia ya no existe.

Cada día, desde la ventana de su taller de restauración de muebles antiguos, junto al Ponte dei Barcalori, al lado del teatro de La Fenice, Bruno Rizzato escucha a los gondoleros repetir una y otra vez que en el palacio de enfrente vivió Wolfgang Amadeus Mozart durante el carnaval de 1771, cuando solo tenía 15 años. Los turistas asienten y disparan sus cámaras fotográficas ante una placa de mármol blanco que, desde 1971, recuerda al “muchacho salzburgués” que convirtió la música en “purísima poesía”.

-Pues es mentira. Se trata de un falso histórico. En realidad fue aquí donde vivió Mozart. Si no me cree, vaya al conservatorio. Allí se guardan aún las cartas que su padre le escribió a esta dirección. Pero las autoridades, tal vez porque se equivocaron o quizás porque aquel edificio es más bonito, colocaron allí enfrente la placa con motivo del bicentenario. El caso es que los periódicos publicaron el error, pero, como es natural tratándose de Italia, allí se quedó la placa y aquí sigo yo, escuchando cada día, una y otra vez, la mentira repetida en todos los idiomas. Otra más de las mentiras en que se ha convertido Venecia.

Bruno Rizzato es el último de una estirpe de restauradores venecianos que se remonta a 1880. Se sabe una especie en extinción. No tanto por su oficio de restaurador de antigüedades -”aunque ahora la gente prefiere los muebles de Ikea, todo blanco y cristal”-, sino por su linaje veneciano. “La explotación salvaje del turismo de masas”, sostiene, “le ha robado el alma a la ciudad. En la zona de Rialto, hace 20 o 30 años, vivían venecianos que vendían a otros venecianos el pan, la verdura, el pescado, y talleres donde se ofrecía artesanía auténtica -collares de cristal de Murano, máscaras hechas a mano según las enseñanzas de padres y abuelos- a viajeros que sabían lo que compraban y lo que debían pagar por ello. Aquella Venecia ya no existe. No sabe cuánto lo siento, pero ha llegado usted 40 años tarde. Todos aquellos negocios fueron cerrando y en su lugar abrieron tiendas de bisutería para el turismo. Venecia se ha convertido en Disneylandia. Un parque temático donde, al precio de un euro, unos chinos venden a otros chinos máscaras venecianas fabricadas en China”.

Los nuevos dueños.

Es un discurso amargo, resignado, que atraviesa los 455 puentes que unen entre sí las 118 islas de una ciudad que, a mediados del siglo pasado, contaba con 174.000 residentes y que ahora apenas llega a los 57.000. Son los últimos mohicanos del amor incondicional a la belleza, ahora sitiada, de Venecia. Sus nuevos dueños, un ruidoso ejército formado por 24 millones de turistas al año, marchan de la mañana a la tarde desde el puente de Rialto a la plaza de San Marcos agrupados detrás de un banderín -o de un paraguas abierto, o de un osito de peluche, o de un bastón desplegable con un moño rojo en la punta-, con el tiempo imprescindible para tomar unas cuantas fotografías, comprar una máscara auténticamente falsa y regresar deprisa y corriendo a la nave o al autobús que les aguarda al otro lado del resbaladizo puente de Calatrava.

Algunos operadores incluyen en el circuito turístico un “inolvidable paseo en góndola por los canales”. Se pueden observar entonces filas interminables de turistas -de preferencia asiáticos- que van embarcando en las góndolas del atracadero de Bacino Orseolo, justo a la espalda de San Marcos, sin apenas descanso, como si se subieran a un carrito de la noria o a una de esas atracciones que sortean cataratas de pega en los parques acuáticos. Al pasar por enfrente del taller de restauración de Bruno Rizzato, el gondolero de turno les señalará una lápida de mármol y les dirá: “En este palacio de aquí pasó unos días el joven Mozart…”

El principio del fin.

Los venecianos sitúan el principio de su propio fin en las inundaciones del 4 de noviembre de 1966. Los puntos más bajos de la ciudad quedaron sepultados bajo metro y medio de agua. Unas 160.000 viviendas -situadas en las primeras plantas de palacios centenarios- fueron consideradas inhabitables. Muchos de los que se tuvieron que marchar de Venecia -”hacia tierra firme”, dicen aquí- lo hicieron pensando que era de forma temporal. La mayoría nunca regresó. Desde entonces hasta ahora, Venecia ha perdido a la mitad de sus habitantes, pero nadie culpa del éxodo al acqua alta -las mareas que siguen anegando las partes bajas de la ciudad decenas de veces al año-, sino a la desidia de quienes, desde los despachos oficiales, tendrían que haber velado por que los venecianos regresasen para que la ciudad no perdiese su identidad. Un cartel luminoso colocado en el escaparate de la farmacia Morelli, junto al puente de Rialto, ofrece diariamente el parte de bajas de una guerra perdida. La última cifra, rojo neón sobre negro futuro, es de 56.683.

-¿Cree que Venecia puede morir?

- Venecia ya está muerta.

Tiziana Terzi habla con conocimiento de causa. Es la dueña de la funeraria Pavanello, en el distrito de Cannaregio, una de las zonas más bellas de Venecia -valga la redundancia- y menos golpeada por el turismo de aluvión. “Digo que está muerta”,

Leer más: Venecia muere tras una lenta agonía

 

57 años de Malaysia

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Nacionales

Escrito por Administrator Miércoles, 13 de Agosto de 2014 07:31

   

Un castillo desvalijado pero señorial

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Nacionales

Escrito por Diario El País - CARLOS CIPRIANI LÓPEZ Domingo, 10 de Agosto de 2014 12:14

Un millón de euros fue el precio solicitado por los propietarios de la casa quinta Idiarte Borda cuando la pusieron a la venta por última vez. El Estado dice que no puede adquirirla y la usufructúa parcialmente, después de recibirla en comodato. Ya no están las lámparas de arañas colgando de majestuosos techos, ni la alfombra roja de la escalera de mármol, y quedan pocas piezas del mobiliario original: una mesa de madera en el living y la estufa a leña con su estructura frontal de madera. En otras habitaciones sobreviven dos pesados aparadores, un piano desafinado y poco más. Muchas de las cosas se vendieron por antiguos propietarios y algunas de menor valor resultaron robadas, por ejemplo un par de arañas, sustituidas con lámparas de bajo consumo, como las que se ven en todos los picos de luz del famoso castillo Idiarte Borda. El 4 de octubre se cumplirán dos años desde que la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación lo recibió en comodato de parte de la empresa Participaciones Marvila (actualmente denominada Microspermun), la actual propietaria. Durante el primer año y medio, la vivienda sufrió actos vandálicos, como ser rotura de vidrios, y también robos variados, entre otros el de una reja, poco antes colocada. “Al principio, prácticamente todas las semanas había un evento distinto, siempre pasaba algo. Pero la única manera de corregir los actos vandálicos es permanecer ahí, anque bueno, solo la seguridad nos cuesta miles de dólares al año”, dijo a El País Alberto Quintela, el director general de la Comisión del Patrimonio Cultural. Para dar seguridad al inmueble y también a sus jardines, declarados Monumentos Históricos Nacionales, nunca llegó a contratarse un servicio policial 222, sino que se optó por empresas de seguridad que, si bien se mantenían en un horario extenso, no cubrían las 24 horas. Por tal motivo se reforzaron los controles hasta instalar un sistema de cámaras y alarmas de rápida respuesta. Dos construcciones ubicadas al fondo, una especie de cobertizo y un galpón o cochera, debieron tapiarse con bloques o cerrado con cadenas para impedir su ocupación. Alberto Quintela, dijo a El País que resulta impensable que la Comisión, dependiente del Ministerio de Educación y Cultura, llegue a comprar la majestuosa casa quinta. Los actuales dueños, empresarios españoles, pidieron un millón de euros la última vez que la pusieron a la venta y no encontaron adquirentes. Es una propiedad muy importante para Colón, Montevideo y todo el país, construida por el arquitecto Alfred Massüe, una obra magnífica, preciosísima, pero para nosotros es inabordable por esa cantidad de dinero”, afirmó el director Alberto Quintela a El País. La icónica edificación sirvió para que en ella funcionara un salón de té o una congregación espiritual, para la organización de eventos, sobre todo de sofisticadas fiestas de casamiento. También fue set de filmaciones y hasta casi se convierte en casino. Los últimos propietarios manejaron además la idea de reconvertirlo en hotel, proyecto que no prosperó por la rígida saga de impedimentos legales a los que quedan sometidos todos los edificios declarados Monumento Histórico. Por la evolución del entorno, la instalación de asentamientos irregulares, el estrechamiento de la zona rural y la consiguiente desaparición de quintas, el castillo de Idiarte Borda fue quedando casi cercado y fantasmal, como tantas otras mansiones del barrio, todas las cuales demandan altos costos fijos y de mantenimiento. El director de la Comisión del Patrimonio Cultural, Alberto Quintela, expresó sin embargo cierto grado de expectativa en relación a un mejoramiento del entorno, a raíz de las propias actividades artísticas y de divulgación desplegadas en el castillo Idiarte Borda, y por algunas obras en marcha.

Zona a reciclar.

“Estar en Colón es una apuesta a la convivencia. La seguridad mejoró un poco y hay que mejorar sin duda las condiciones de vida de muchos pobladores; pero paradojalmente, varios de esos habitantes que viven en asentamientos están trabajando también en las actividades del castillo Idiarte Borda”, dijo Quintela, quien piensa que el paisaje social será dinamizado con la construcción del Espacio Colón-Villa Colón. “Con los vecinos hicimos un extenso listado de bienes patrimoniales; figuran desde los árboles de las calles Iturbe y Gioia, la torre de agua hecha por Dieste en el Complejo América, o la propia estructura urbana de Colón, que es tan agradable, como la avenida Lezica, las palmeras de la calle Andrés, y el viejo Observatorio del Colegio Pío, al que hemos ido con nuestros técnicos para ver cómo damos una mano. En la medida que Villa Colón se mantenga verde, como un lugar espacioso, una especie de villa de recreo, creo que tiene muchas posibilidades de reciclarse, y de tener actividades turísticas”, sostuvo el director Alberto Quintela. Por otro lado, se acaba de declarar de interés patrimonial los Portones de Giot, muy próximos al castillo. Perfecto Giot fue el fundador de Villa Colón a mediados del siglo XIX. Pensó el diseño de las calles y plazas al estilo del parque Monceau de París, y plantó miles de árboles que en la actualidad continúan siendo atractivos del lugar. El pionero francés se había instalado en la zona en 1860 y construyó el hote,l que llevaba su nombre, en el año 1875, sobre la calle Lanús, muy cercana al castillo Idiarte Borda.

Actividades.

La Comisión del Patrimonio financia hoy el mantenimiento de la casa y el jardín, los gastos de energía eléctrica, agua, y la seguridad. Las actividades culturales son gratuitas y están reguladas por un grupo de vecinos a punto de ser habilitado como una asociación civil. Talleres de música o clases de ballet para niñas se cumplen dentro de algunas de las decenas de habitaciones que tiene el castillo, y otras, por ejemplo para adultos, en los envolventes jardines que rodean la finca. La Intendencia de Montevideo colabora en tanto con su programa Esquinas, aportando docentes en algunas disciplinas artísticas. “Los vecinos aportan voluntariamente su trabajo”, explicó Quintela. En el castillo se han efectuado también seminarios, cursos o conferencias con expertos internacionales y reuniones de los integrantes de la Comisión.

Una isla francesa en medio de Villa Colón

En el ejercicio de la presidencia de la República, Juan Idiarte Borda mandó construir el castillo en 1896. Pensaba vivir allí entre los meses de primavera y verano. Fue la edificación particular más importante en ese entonces de Villa Colón. No pudo empero ni habitarla ni verla terminada. Fue víctima del único magnicidio registrado en la historia de Uruguay. El 25 de agosto de 1897, un solitario atacante, Avelino Arredondo, lo asesinó de un impacto de bala que dio en su corazón, frente al Club Uruguay. El castillo es de estilo Luis XIII y casi vino desarmado de Francia. Tiene cinco niveles: el subsuelo, con un amplísimo sótano que abarca casi toda la superficie del castillo; la planta baja; dos pisos superiores, dos bohardillas, dos torrecillas y dos azoteas. El entorno se compone por un amplio jardín en donde hubo estatuas de mármol y de bronce, y que hoy sigue teniendo añosos ejemplares de abedules, araucarias, casuarinas, robles y cedros, entre otros. Como un programa de “casa quinta”, los técnicos explican que “responde al tipo de vivienda isla, extrovertida, implantada en un amplio predio de aproximadamente dos hectáreas y media”. En plena vigencia del historicismo, el neoclasicismo francés se refleja en techados curvos entejados. En su interior se destaca el refinamiento de los artesanos, la carpintería, y el revestimiento de algunas paredes con gobelinos. En años anteriores a 2006, se recuperó partes del castillo, que funcionó como restorán, y como salón de té. Por esa fecha lo compró una empresa familiar española, quien costeó nuevas restauraciones. Allí se rodaron cortos publicitarios, películas y producciones de fotos.

 

Gobernación de Iquique da a conocer colegios que estarían lucrando con auto-arriendo de inmuebles

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Internacionales

Escrito por Publicado por Virginia Torres | La Información es de Cristián Núñez Sábado, 09 de Agosto de 2014 15:18

Una importante discusión ha surgido en el marco de la reforma educacional, la que apunta a los recursos que reciben los sostenedores de colegios particulares y de financiamiento compartido o subvencionados, por concepto de remuneraciones, externalización de servicios y arriendo de inmuebles. Ante la existencia real de casos sobre propietarios de colegios que lucran inflando las rentas a través del auto-arrendamiento de los inmuebles y creando sociedades inmobiliarias u otras sociedades espejos para obtener ganancias millonarias, conocidos durante las últimas semanas, la Gobernación Provincial de Iquique entregó a la prensa un listado de los centros educacionales que están en esta situación. Entre algunos de los casos que se pueden apreciar en el documento gubernamental, está el del Colegio Nirvana, cuyo propietario es la Sociedad Inversiones Pegasus Limitada, siendo sus socios Sunil Premchand y Sunil Premchand Chatani, mientras que el arrendatario es la Sociedad Educacional Nirvana Limitada, que mantiene como socia a Lavina Chatani, cónyuge y madre de los socios de Pegasus. La renta anual del establecimiento es de 300 millones de pesos. Otra situación es la que se vive en el Liceo Academia Bulnes, propiedad de Humberto Zumarán, cuyo arrendatario es la Sociedad Educacional Ceva 3 SPA a cargo de Cesar Zumarán. Las ganancias por arriendo superan los 55 millones de pesos, registrándose dos casos similares en la misma sociedad educativa, los que en total, según los datos otorgados por la Gobernación de Iquique, suman más de 303 millones de pesos. En este mismo contexto, fue que a finales de julio el diputado del PC, Hugo Gutiérrez, aseguró a diario La Estrella de Iquique, que existen tres formas de lucrar en estos establecimientos, las que escapan a los antecedentes ya conocidos por la opinión pública. “El primero es que la propiedad inmueble donde funciona el colegio es de su propiedad o de familiares, fijando altos montos por concepto de arriendo. Lo segundo es que externalizan los servicios, por ejemplo, aseo, jardinera o seguridad, empresas que también son de familiares, y los tercero es que incorporan a sus parientes en las planillas de pago mensuales, dándoles cargos y pagándoles altos sueldos”, aseguro el parlamentario.

   

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Buscar

Recomienda a tus Amigos

Enlaces de Interés

ADAPI
ANCEL (Duplicado de Facturas)
ANTEL (Duplicado de Facturas)
Arbitrajes de monedas
Banco de Seguros del Estado
BCU
BHU
BID - Uruguay
Bolsa Electrónica de Valores (BEVSA)
BPS
BROU
Cédula Catastral (WEB)
Cédulas Catastrales Informadas
Censos Geográficos
Clima
CONEAT
CONFIANZA
Consulta de Expedientes Judiciales
Consulta de leyes (Parlamento)
Cooperativismo en la red.
Cotizaciones BROU
DGI
DGI (Liquidación IRPF 2010)
Duplicado de Facturas de Cía del Gas
Guía de Trámites
IMPO
Impuesto de Primaria (Duplicado)
Información Geográfica (Montevideo)
INSPEN
Instituto Nacional de Colonización
Instituto Nacional de Estadísticas
Intendencia de Canelones (Duplicado de Facturas)
Intendencia de Colonia (Duplicado de Facturas)
Intendencia de Maldonado (Duplicado de Facturas)
Intendencia de Montevideo (Duplicado de Facturas)
International Valuation Standars Comitte
Listas de control por lavado de activos
Mapas de Montevideo y otros.
Mapas de Uruguay (INE)
Ministerio de Educación y Cultura
Ministerio de Relaciones Exteriores - MRREE
Ministerio de Turismo y Deporte
Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente
Mvdeo. by Google
Objetivo Paises
ONU - Estadística
OSE (Duplicado de Facturas)
Parlamento del Uruguay
Planos de Mensura (Topografía)
Poder Judicial
Portal del Estado Uruguayo
Presidencia de la República
Registro de Usuario
Secciones Policiales (Montevideo)
SENACLAFT
Tasas Máximas de Interés (BCU)
Técnicos registrados de Bomberos
UTE (Duplicado de Facturas)
Valizas - Rocha - Turismo

Suscribase al feed

feed-image RSS

Mi Cuenta

Registro de usuario

Registro de Usuario

Estado del tiempo

Quien está en línea

Tenemos 54 invitados conectado(s)